BLOG DE YOLANDA EN PEOPLE LIFE CONSULTING

BLOG DE YOLANDA EN PEOPLE LIFE CONSULTING

-

www.peoplelifeconsulting.com

¿QUÉ ESCONDE TANTA CORAZA?

CoachingPosted by Yolanda Carballar 07 Apr, 2016 00:24:03


Mira he conocido personas a los largo de mi vida, pero, justamente, hay pocas que me han dejado mal sabor de boca, quizás he sido afortunada pero no tengo recuerdos desagradables de muchas de las personas que han pasado o están en mi vida, ahora, eso sí, de las que me han dejado mal recuerdo no hay manera de poder visualizarlas de otra manera. No creo que sea un tema de rencor más bien lo asimilo a que el comportamiento, vocabulario e, incluso, actos que pude ser testigo me sorprendieron tanto que me cuesta digerirlo.

Todavía me acuerdo de algunos momentos estelares de estos “personajes”, sobre todo, en el ámbito del trabajo, les encanta destacar por encima de todos, no quieren estar sometidos y controlados por nadie, utilizan un lenguaje muy directo, agresivo e incluso maleducados con los que intentan imponerse e intimidar al resto de personas que les rodean. Por lo general, suelen ser personas con muy bajo nivel de autocrítica, se consideran perfectos, todo lo hacen ellos y además mejor que nadie. Por ello, viven a la defensiva y si alguien piensa u opina de manera diferente que ellos suelen sacar todas sus garras para desenmascararlos e intentar imponerse, utilizando toda la artillería que dispongan, desconectando por completo de las formas, contextos, etc… que, una persona normal, se controlaría. Ellos no, no pueden demostrar debilidad, siempre han de sobresalir, están programados para destacar y tener siempre la razón. Su frase preferida es “la mejor defensa es un buen ataque”, es su bandera o eslogan y así se muestran, todo el día en modo reactivo, no se permiten un momento de sentimiento o debilidad, NO, ellos nunca, si es que los tienen, que lo dudo, siempre en privado, en público deben de dejar el pabellón bien alto. Por el contrario a este comportamiento tan egocéntrico, tienen brotes de proteger a aquellas personas determinadas, que ellos suelen calificar como muy vulnerables o débiles y se convierten en sus abogados, defiendo, incluso, lo indefendible, hasta el extremo más radical, ya que, en sus pensamientos más humanos, conciben que estos seres afortunados que protegen les necesitan, sino el resto de personas los van a herir y ellos son los protectores. Sinceramente, no sé si esta dualidad viene motivada de tanta agresividad contenida que han de contrarrestar con algo de humanidad, aunque esta, en algún caso, no tenga mucho sentido, en fin, es uno de tantos misterios de estas personas.

Llegados a este punto, la pregunta que me planteo es ¿qué pasaría si estas personas dejan de comportarse de esta manera y rompen con esa coraza?. Pues bien, realmente, como todo en esta vida, este tipo de personas llegan a un punto de inflexión donde hacen una valoración de que realmente detrás de esta actitud reactiva, agresiva y distante no hay más que un miedo atroz a realmente demostrar su vulnerabilidad, su lado más tierno y, sobre todo, que como el resto de mortales tiene una lado débil. En ese momento son conscientes que no pueden estar toda la vida con la recortada pegando cañonazos a diestro y siniestro, es un desgaste físico, emocional que les resta más que les suma. Son conscientes de las consecuencias que les supone tratar de controlar todo, tener siempre la razón, humillar, etc…, en definitiva, controlar sus relaciones por medio de las represalias, el miedo y la agresividad. Llega un día que valoran los costes que tienen en sus vidas estos comportamientos, que coste tiene a nivel relacional, de amistades, en el ámbito profesional, su salud mental, física y emocional. Poco a poco van evolucionando y tomando consciencia que algo han de modificar, ya que, si siguen en este estado no llegaran a buen puerto. Dejan de lado esa obsesión por el mando y el control y empiezan a fluir, a relajarse y, sobre todo, a dejar hacer y a tolerar lo que hacen los demás. Este aprendizaje les permite relajarse, perdonar y bajar la guardia, ya no es necesario estar siempre a la defensiva. Se dan cuenta que si ellos cambian su entorno cambia y empiezan a sentir esos sentimientos y emociones que tanto tiempo han bloqueado para que no se manifestaran en público, aprenden a ser más cercanos, más afectuosos, en definitiva, más persona y no tan pared de hormigón. Invierten toda su energía y capacidad de liderazgo para liderar proyectos de carácter humanitario que les aporte mucho valor en sus vidas.

En definitiva, cumplen uno de sus sueños más interno, ser una persona abierta y no por ello vulnerable., se puede!!!!.

Espero que este post os haya servido para reflexionar y, quizás, de autoanálisis para seguir mejorando en vuestro día a día.

Gracias por haber llegado leyéndome hasta el final.

Recuerda, sonríe smiley



  • Comments(4)//ycarballar.peoplelifeconsulting.com/#post5